El legado de Nelson Mandela

El legado de Nelson Mandela

Max Murillo Mendoza

Clasificado en:   Internacional: Internacional, |   Social: Social, |
Disponible en:   Español       
Compartir:       


 

Se apaga la vida de Nelson Mandela; pero su legado traspasará generaciones de humanos que recordaremos a un hombre que no necesitó ejércitos ni grupos armados para enseñar al mundo, otra manera de pelear por los derechos humanos y en contra de los males fabricados e impuestos por occidente y su poder político económico: racismo, explotación irracional del hombre y sus riquezas, desenfreno en su enfermedad de controlar al mundo por su miedo e incapacidad política de convivir con otras culturas y civilizaciones.
 Mandela, un hombre sencillo y de pueblo que en sí mismo encarna la virtud de aquellos iluminados en pleno ataque del sistema, porque el sistema quiso hundirle y aplastarle durante muchos años. Le castigó durante 27 años en la cárcel, con trabajos forzados y en condiciones que sólo la sofisticación occidental es capaz de generar: inhumanos, grotescos y con mentalidad cavernaria que no han cambiado a pesar del paso del tiempo. Esa sofisticación en armas, en aplastar al distinto, en destruir a otras civilizaciones pues siguen siendo el pan de cada día en este mundo todavía aplastado por esta cultura esencialmente antidemocrática, y con mucho miedo por los pensamientos distintos. De nada ha servido su tecnología y su ciencia de punta, porque su mentalidad sigue siendo cavernaria y troglodita, guerrera y poco democrática.
Mandela es el triunfo de la paciencia, de la respuesta del silencio ante la prepotencia y la seguridad de los sistemas occidentales. Mandela es el triunfo de la sabiduría ante la barbarie del pragmatismo político y económico. Le tentaron muchas veces desde el poder con dinero y privilegios para su familia, a cambio de rendirse y justificar al poder; pero desistió y prefirió su coherencia y su anti pragmatismo. Y  triunfó ante ese mundo y esa enfermedad del pragmatismo y triunfalismo en el que casi todos los poderes caen y se benefician.
Mandela es la admiración misma del anti pragmatismo y la posibilidad de la paciencia, de la sabiduría y la testarudez del silencio. Ante un mundo enfermo por ser pragmático, por ser triunfalista y simplemente valorar los resultados, Mandela prefirió la espera: al final, incluso en la civilización occidental, se desvanecen los mitos de la mentira y la impostura. Y sale lo limpio, lo puro, lo verdadero y lo transparente. Mandela es puro y transparente porque su coherencia ha sido su mejor arma, como su mejor enseñanza y legado. En un mundo enfermo porque el triunfalismo y lo pragmático aplaste a lo no pragmático y no triunfalista, pues Mandela recomienda no caer en esas enfermedades y mitos del triunfo. Pues los cadáveres siempre son los de la periferia, los fracasados del sistema, los marginados. Esa sabiduría y enseñanza de Mandela recién se verá después de su muerte: su anti pragmatismo.
Más allá de estas enseñanzas y este rescate de su legado, Mandela fue sin duda alguna un militante de las causas de su pueblo. La Sudáfrica actual no sería lo que es sin el enorme sacrificio de este hombre coherente, sacrificado y casi monje medieval. Mandela destruyó el sistema del apartheid y el oprobio del racismo, con su ejemplo, con su fuerza moral y ética frente a esos monstruos occidentales y pragmáticos. Destruyó con su ejemplo a esas mentalidades de la discriminación y el odio a otras razas y culturas. Aplastó a los pragmáticos y triunfalistas del modelo. Su paciencia y supuestamente su fracaso fue al final su triunfo, fue su presentación frente al mundo plagado de triunfalistas y palaciegos del modelo capitalista, destructivo y poco democrático como mentalidad.
Mandela ya pasó a la historia desde la periferia de la historia, desde la Sudáfrica y desde el continente Africano que fue objeto del saqueo más humillante a cargo de la civilización occidental: esclavos hacia todo el mundo, en nombre de la “supremacía racial” blanca, en nombre del progreso y en nombre del desarrollo. Y desde la periferia de la historia Mandela escribe otra historia: que el pragmatismo y triunfalismo del modelo capitalista en sí mismo es el fracaso más rotundo de esa mentalidad codiciosa, mercantilista y acumuladora de riqueza. Y quizás sea inevitable que la fascinación de los jóvenes, por lamer un poco de esos mitos occidentales del triunfo, para saber que dichos mitos no son lo que parecen, sino terriblemente destructivos del alma y la convivencia de las sociedades. Pues esas son las enseñanzas y es el legado de Mandela, desde la periferia de lo que se llama historia.
Ojalá sean, sus obras, leídas en nuestros sistemas de educación en Bolivia, y desterremos definitivamente a autores como Arguedas, etc, racistas y engendros del odio anti indígena y anti boliviano, pero clásicos que lamentablemente se siguen leyendo por nuestros jóvenes y universitarios, envenenando sus mentes y destruyendo Bolivia desde esas mentalidades que no pertenecen a nuestras culturas.
El legado de Nelson Mandela, icono de Sudáfrica al encabezar la lucha por la igualdad racial.
Premio Nobel de la Paz 1993 y quien dedicó 67 años de su vida a ese propósito.
Mandela  después de estar 27 años en la cárcel, entró a la política y llegó a ser el primer presidente negro de Sudáfrica (1994-1999).
“En 1948, el Partido Nacional de Sudáfrica había ganado elecciones en las que sólo podían votar los blancos e instalado un sistema de exclusión racial; del otro lado estaba el Congreso Nacional Africano al que se unió Mandela para luchar por los derechos de la población negra”, refirió la emisora en un comunicado.
En la actualidad, el líder sudafricano de 94 años se encuentra hospitalizado en Pretoria a causa de una infección pulmonar, por lo que se encuentra conectado a un respirador artificial, y de acuerdo con reportes gubernamentales su estado de salud “es crítico pero estable”.
 Cochabamba, 30 de junio de 2013.

Nelson Mandela

«Mandela» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Mandela (Italia).
Este artículo se refiere o está relacionado con un evento reciente o actualmente en curso.
La información de este artículo puede cambiar frecuentemente. Por favor, no agregues datos especulativos y recuerda colocar referencias a fuentes fiables para dar más detalles.
Nelson Mandela Nobel prize medal.svg
Nelson Mandela

10 de mayo de 1994-14 de junio de 1999
Vicepresidente Frederik Willem de Klerk
Thabo Mbeki
Predecesor Frederik Willem de Klerk(Presidente del Estado de Sudáfrica)
Sucesor Thabo Mbeki

Datos personales
Nacimiento 18 de julio de 1918(94 años)
Bandera de Sudáfrica MvezoEl CaboUnión de Sudáfrica
Partido Congreso Nacional Africano
Cónyuge Evelin Ntoko Mase (1944–1957)
Winnie Madikizela (1954-1996)
Gracia Simbine (1998-presente)
Hijos 6
Profesión Abogado
Religión Metodista
Firma Firma de Nelson Mandela
Sitio web Mandela Foundation

Nelson Rolihlahla Mandela (IPA: [roli'ɬaɬa]) (MvezoUnión de Sudáfrica18 de julio de 1918), conocido en su país, Sudáfrica, como Madiba(título honorífico otorgado por los ancianos del clan de Mandela; también era llamado Tata); abogado y político sudafricano. Tras estar preso por más de 27 años cumpliendo una condena que era de por vida, Nelson Mandela fue liberado, recibió un Premio Nobel de la Paz, y fue electo democráticamente como Presidente de su país.1

Antes de estar preso había sido líder de Umkhonto we Sizwe, el brazo armado del Congreso Nacional Africano (CNA). En 1962 fue arrestado y condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. La mayoría de los más de 27 años que estuvo en la cárcel los pasó en la prisión isla de Robben Island.

Tras su liberación el 11 de febrero de 1990, Mandela trabajó en conjunto con el entonces presidente de SudáfricaFrederik Willem de Klerk, liderando a su partido en las negociaciones para conseguir una democracia multirracial en Sudáfrica, cosa que se consiguió en 1994, con las primeras elecciones democráticas por sufragio universal. Por su trabajo en conjunto, tanto Nelson Mandela como Frederik Willem de Klerk recibieron el Premio Nobel de la Paz de 1993.2 Posteriormente Mandela ganó las elecciones y fue presidente de Sudáfrica desde 1994 hasta 1999. Su prioridad estuvo frecuentemente en la reconciliación nacional.

Además del Premio Nobel de la Paz, Mandela recibió durante cuatro décadas más de 250 premios y reconocimientos alrededor del mundo.

Índice

[ocultar]

Biografía

Nelson Mandela nació el 18 de julio de 1918 en Mvezo, un poblado de 300 habitantes cerca de Umtata en el Transkei. Pertenecía al clan Madiba de la etnia xhosa, fue uno de los 13 hijos, que tuvo su padre Gadla Henry Mphakanyiswa o (también llamado Henry Mgadla Mandela), con sus cuatro esposas por un consejero principal de la casa real Thembu; a su vez era bisnieto de rey (Ngubengcuka, que falleció en el año 1832); su madre era Nonqaphi Nosekeni Fanny tercera de las esposas de Gadla Henry Mphakanyiswa.3

Mandela en 1937.

Después de finalizar la secundaria, comenzó a estudiar en el Colegio Universitario de Fort Hare para obtener su título de Bachiller en Artes. Allí fue elegido como miembro del Consejo de Representantes Estudiantiles, fue expulsado junto con un compañero, por participar en una huelga estudiantil. Se trasladó a Johannesburgo, donde en 1941 completó sus estudios de bachillerato por correspondencia en la Unisa. Luego estudió derecho en la Universidad de Witwatersrand, donde se graduó, en 1942, como abogado.4

Se casó tres veces, teniendo 6 hijos. De su primera esposa Evelin Ntoko Mase, fallecida el 30 de abril de 2004 de neumonía,5 se divorció en 1957 después de 14 años de matrimonio. Una hija de este matrimonio murió en edad de lactancia. Su primer hijo Madiba Thembekili falleció en 1969 en un accidente automovilístico. El 6 de enero de 2005 murió el segundo hijo de Mandela y de su primera esposa,Makgatho Mandela, a la edad de 54 años en Johannesburgo a raíz de una enfermedad asociada al sida, era abogado y hombre de negocios, casado dos veces y padre de 4 hijos.

Después de 38 años de matrimonio con Winnie Madikizela, se separó a causa de escándalos políticos en abril de 1992 y finalmente se divorció el 19 de marzo de 1996. Con Winnie tuvo dos hijas, Zenani (Zeni), nacida el 4 de febrero de 1958, y Zindziswa (Zindzi), nacida en 1960.

En su 80 cumpleaños, el 18 de julio de 1998, contrajo matrimonio con Graça Machel, la viuda de Samora Machel, el antiguo presidente de Mozambique y patrocinador del ANC, fallecido en 1986 en un accidente de avión.

Mandela es un apasionado de la música clásica de Georg Friedrich Händel o Piotr Ilich Tchaikovsky, que acostumbra escuchar disfrutando de los atardeceres.

Actividad política

Después de la creación del Partido Nacional Sudafricano en 1948, con su política de segregación racial, (el apartheid), Mandela cobra importancia dentro del Congreso Nacional Africano, especialmente en la Campaña de desobediencia civil de 1952, y el Congreso del Pueblo de 1955, en el que la adopción de la “Carta de la Libertad” provee el programa principal en la causa contra el apartheid.

Durante esta época, Mandela y el abogado Oliver Tambo dirigen un despacho de abogados que proporciona consejo legal de bajo costo a muchos negros que de otra manera no hubieran tenido representación legal.

Inicialmente comprometido con los métodos no violentos de resistencia, siguiendo la inspiración de Gandhi, Mandela y otros 150 compañeros son arrestados el 5 de diciembre de 1956 y sentenciados a prisión, que cumplen entre 1956 hasta ser liberados en 1961, cuando se les declaró no culpables.

Entre 1952 y 1959, el Congreso Nacional Africano sufre una ruptura, y surge una nueva clase de activistas negros, los africanistas, en demanda de acciones más drásticas contra el régimen del Partido Nacional. La dirección del Congreso Nacional Africano, liderada por Albert LutuliOliver Tambo y Walter Sisulu, sienten no sólo que los acontecimientos se precipitan, sino también que su liderazgo comienza a estar en juego. En consecuencia refuerzan su posición mediante alianzas con pequeños partidos políticos de diversa representación étnica, intentando aparecer con horizontes más amplios que los africanistas.

El estatuto de la libertad emitido en la conferencia de Kliptown es ridiculizado por los africanistas por permitir que los 100.000 votos del Congreso Nacional Africano sean relegados a un voto simple en una alianza parlamentaria, en la que cuatro de los cinco secretarios generales representantes de los partidos políticos eran miembros del Partido Comunista Sudafricano (SACP), el más leal de los partidos comunistas a la ideología de Moscú[cita requerida], y que por entonces había sido secretamente reconstituido.

En 1959 el Congreso Nacional Africano pierde su soporte militante cuando la mayoría de los africanistas, con apoyo económico de Ghana y ayuda de los Basotho en el Transvaal, se separan para formar el Congreso Pan-Africano (PAC), bajo la dirección de Robert Sobukwe y Potlako Leballo.

En marzo de 1960, tras la Masacre de Sharpeville sufrida por los activistas del PAC, y la consecuente exclusión política del SACP y el ANC, ambos se suman al Movimiento de Resistencia Africano (renegados liberales), y el PAC comienza la resistencia armada. El ANC/SACP utiliza la Conferencia Pan-Africana de 1961, en la que todos los partidos deciden una estrategia común, para una dramática llamada a las armas de Mandela, anunciando la formación del comando Umkhonto we Sizwe (Lanza de la nación), a imagen de los movimientos guerrilleros judíos (Irgún). Dicho comando fue dirigido por el mismo Mandela, con ayuda de activistas judíos como Denis GoldbergLionel Bernstein y Harold Wolpe. Mandela estuvo involucrado en el planeamiento de actividades de resistencia armada y era considerado un terrorista tanto por las autoridades del régimen sudafricano como por la ONU.

Mandela abandonó en secreto el país y se encontró con los líderes africanos en Argelia y otros lugares. Empieza a descubrir la profundidad del apoyo al Congreso Pan-Africano, y la creencia generalizada de que el Congreso Nacional Africano era una pequeña asociación tribal Xhosa manipulada por blancos comunistas, y retorna entonces a Sudáfrica decidido a reorganizar los elementos nacionalistas africanos en la alianza parlamentaria.

Símbolo de libertad

Mandela fue el prisionero número 466/64, esto es que fue el preso número 466 en 1964 en la isla de Robben, durante 17 años en precarias condiciones. Posteriormente pasaría otros 10 años más en otras dos prisiones diferentes, sumando una pena total de 27 años. El gobierno de Sudáfrica rechazó todas las peticiones de que fuera puesto en libertad. Mandela se convirtió en un símbolo de la lucha contra el apartheid dentro y fuera del país, una figura legendaria que representaba la falta de libertad de todos los hombres negros sudafricanos.

Prisión

Nelson Mandela fue encarcelado en la prisión de Robben Island, donde permaneció durante dieciocho de sus veintisiete años de presidio. Mientras estuvo en la cárcel, su reputación creció y llegó a ser conocido como el líder negro más importante en Sudáfrica. En prisión, él y otros realizaban trabajos forzados en una cantera de cal. Las condiciones de reclusión eran muy rigurosas. Los prisioneros fueron segregados por raza y los negros recibían menos raciones. Los presos políticos eran separados de los delincuentes comunes y tenían menos privilegios. Mandela, como prisionero del grupo más bajo de la clasificación, sólo tenía permitido recibir una visita y una carta cada seis meses. Las cartas, si llegaban, eran a menudo retrasadas durante largos períodos y leídas por los censores de la prisión.

Mientras estuvo en la cárcel Mandela estudió por correspondencia a través del programa externo de la Universidad de Londres, obteniendo el grado de Licenciado en Derecho. Fue nombrado para el cargo de Rector de la Universidad de Londres en las elecciones de 1981, pero ganó la Princesa Anne.

Uno de los aspectos menos conocidos de su cautiverio fue la falsa operación de fuga que el servicio secreto Sudafricano preparó en 1969. El verdadero objetivo era asesinar a Mandela bajo la apariencia de una recaptura. Pero el Servicio de Inteligencia Británico tuvo conocimiento del complot y frustró toda la operación. El agente secreto inglés Gordon Winter lo narra en su libro de memorias “Inside Boss”, publicado en 1981.

En marzo de 1982 Mandela fue transferido de la isla de Robben a la prisión de Pollsmoor, junto con otros altos dirigentes del ANC: Walter SisuluAndrew MlangeniAhmed Kathrada y Raymond Mhlaba. Se ha especulado que se trataba de eliminar la influencia de estos líderes en la nueva generación de jóvenes activistas negros encarcelados en Robben Island.[cita requerida] Sin embargo, el Partido Nacional, por medio del ministro Kobie Coetsee, dijo que la medida era para permitir un contacto discreto entre ellos y el Gobierno sudafricano. En febrero de 1985 el Presidente Botha ofreció la liberación condicional de Mandela a cambio de renunciar a la lucha armada. Coetsee y otros ministros habían desaconsejado a Botha que tomara esta decisión, argumentando que Mandela nunca comprometería a su organización a abandonar la lucha armada a cambio de la libertad personal. Mandela rechazó de hecho la oferta, haciendo un comunicado a través de su hija Zindzi diciendo: “¿Qué libertad se me ofrece, mientras sigue prohibida la organización de la gente? Sólo los hombres libres pueden negociar. Un preso no puede entrar en los contratos.”

La primera reunión entre Mandela y el Partido Nacional llegó en noviembre de 1985, cuando se reunió Kobie Coetsee con Mandela en el Volks Hospital en Ciudad del Cabo, donde Mandela se estaba recuperando de una cirugía de próstata. Durante los próximos cuatro años, tuvieron lugar una serie de reuniones que sentaron las bases para futuros contactos y negociaciones, pero se hicieron pocos avances reales.

En 1988 Mandela fue trasladado a la prisión Víctor Verster, permaneciendo allí hasta su liberación. Diversas restricciones fueron levantadas y personas como Harry Schwarz pudieron visitarlo. Schwarz, un amigo de Mandela, lo conocía desde la universidad cuando fueron compañeros de clase. También fue un abogado defensor en el proceso de Rivonia y más tarde será embajador deSudáfrica en Washington.

A lo largo del encarcelamiento de Mandela, las presiones locales e internacionales sobre el gobierno de Sudáfrica para dejar a Mandela en libertad, eran notorias y en 1989, Sudáfrica llegó a una encrucijada cuando el Presidente Botha sufrió un derrame cerebral y fue sustituido por Frederik Willem de Klerk. De Klerk anunció la liberación de Mandela en febrero de 1990.

Presidente de Sudáfrica

Tras su liberación, fue el principal interlocutor del presidente De Klerk para negociar el proceso de democratización. Los dos compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993.

Las elecciones de 1994 convirtieron a Mandela en el primer presidente negro de Sudáfrica; desde ese cargo puso en marcha una política de reconciliación nacional, manteniendo a De Klerk como vicepresidente, y tratando de atraer hacia la participación democrática al díscolo partido Inkhata de mayoría zulú; también se aprobó una nueva Constitución. Al terminar su mandato en 1999 abandonó la vida política, y en 2004 la vida pública.

Crisis de salud

En sus últimos años ha tenido diferentes problemas de salud, derivados principalmente de su estancia de 27 años en prisión y de su avanzada edad; su última aparición pública se remonta a la ceremonia de clausura del Mundial de Fútbol de 2010 celebrado en Sudáfrica. En febrero de 2011, fue hospitalizado brevemente con una infección respiratoria, atrayendo la atención internacional. En diciembre de 2012 fue hospitalizado por sus problemas respiratorios hasta en cuatro ocasiones, contraídos durante su estancia las cárceles y para la eliminación de cálculos biliares.

Después de que a principios de marzo de 2013 se le realizara una operación quirúrgica con éxito, Mandela fue hospitalizado en Pretoria el 8 de junio de 2013 en estado grave por una infección pulmonar. Después de cuatro días se informó de que su estado se había estabilizado, estando en un “estado grave, pero estable”. El 23 de junio se comunicaba que tiene paralizados el 50% del hígado y los riñones y CBS revelaba que Mandela estuvo 40 minutos tirado en una carretera con un paro cardíaco por una avería en su ambulancia la noche de su último ingreso6 .

El estado del ex presidente Nelson Mandela, que todavía está en un hospital en Pretoria, ha pasado a ser crítico.

Afirmación de Mac Maharaj, portavoz de la Presidencia en un comunicado.7

Según un documento judicial del día 26 de junio al que tuvo acceso AFP, los médicos han aconsejado la desconexión de Mandela, que se encuentra en un “estado vegetativo permanente y con asistencia respiratoria para sobrevivir. La anticipación de una inminente muerte está basada en motivos auténticos y serios … Los médicos han aconsejado a la familia desconectar la máquina que le mantiene artificialmente con vida. Para no prolongar sus sufrimientos, la familia Mandela contempla esta opción como muy probable”.8 9

Por otra parte, la Presidencia de Sudáfrica emitió un comunicado en el que subrayó que permanece en estado «crítico pero estable». «Esto no es un estado vegetativo», aclaró Mac Maharaj en referencia a las informaciones de France Presse.10

Premios y condecoraciones

Estatua de Mandela en WestminsterLondres.

Mandela ha recibido alrededor de 50 doctorados honoris causa por distintas universidades del mundo. Junto a la Madre Teresa de Calcuta, además de Khan Abdul Ghaffar Khan, ha sido el único extranjero que ha sido distinguido con Bharat Ratna, el premio civil de mayor prestigio de laIndia en 1958.

Cine

 

Predecesor:
Oliver Tambo
PNA.png

Presidente del Congreso Nacional Africano
1991-1997

Sucesor:
Thabo Mbeki
Predecesora:
Rigoberta Menchú
Nobel prize medal.svg

Premio Nobel de la Paz
1993

Sucesor:
Yasser Arafat,
Shimon Peres
 y
Yitzhak Rabin
Predecesor:
Frederik Willem de Klerk
(Presidente del Estado de Sudáfrica)
Sudafrica
Presidente de Sudáfrica

1994-1999
Sucesor:
Thabo Mbeki
Predecesor:
Andrés Pastrana Arango
Noal generik.png
Secretario general del MPNA

1998-1999
Sucesor:
Thabo Mbeki

Véase también

Referencias

  1.  «Biografía de Nelson Mandela» (en español). Historia Simple. Consultado el 5 de Julio de 2013.
  2.  «The Nobel Peace Prize 1993» (en inglés). Nobelprize.org. Consultado el 5 de Julio de 2013.
  3.  «Nelson Mandela.».
  4.  «Biografía de Nelson Mandela. Su lucha contra el apartheid dentro y fuera del país. Como fueron sus 39 años de prisión y su premio nobel de la paz.».
  5.  «Nelson Mandela, ex presidente sudafricano, anuncia que su hijo Makgatho, de 54 años, ha muerto de SIDA.». Consultado el 2011.
  6.  [1] Nelson Mandela, en estado crítico
  7.  [2]
  8.  Los médicos aconsejaron la “desconexión” de Mandela, “en estado vegetativo permanente”
  9.  Mandela en “en estado vegetativo permanente”
  10.  La Presidencia de Sudáfrica desmiente que Mandela este “en estado vegetativo permanente”
  11.  http://www.canarias7.es/articulo.cfm?id=186013
  12.  http://movies.nytimes.com/movie/161621/Mandela-and-de-Klerk/overview Mandela y De Klerk (1997)
  13.  http://www.elgrafico.com.ar/2010/01/07/C-2294-mandela-y-el-mundial-de-rugby-de-1995.php Mandela y el Mundial de Rugby de 1995, Notas Principales, El Gráfico

Bibliografía

En inglés

Enlaces externos

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s